Reduzca el tiempo de inactividad provocado por la carbonización del adhesivo

El impacto de la carbonización del adhesivo, las obstrucciones en las boquillas y los materiales termofusibles en su balance final.

Cuando se alteran las propiedades del adhesivo a través de la degradación de oxidación o térmica, el termoadhesivo pierde su naturaleza plástica, lo que provoca un sobrecalentamiento o "carbonización" del adhesivo.

La carbonización del adhesivo es la principal causa de averías y tiempo de inactividad en los equipos termofusibles empleados para el embalaje final y las aplicaciones de sellado de cajas y envases. Los costos globales por la inactividad causada por la carbonización del adhesivo pueden llegar con facilidad a los 5.000 $ - 15.000 $ por hora/línea dependiendo de la aplicación. 


La carbonización del adhesivo aumenta el gasto e impide optimizar costos operacionales.

Los sistemas termofusibles tradicionales disponen de un tipo de depósito al que se aplica calor, y que mantiene grandes volúmenes de adhesivo fundido durante horas o días seguidos. Esto genera niveles de llenado variables y, además, afecta de manera negativa a la consistencia del adhesivo, al que no le conviene estar inmerso a altas temperaturas durante un tiempo tan prolongado, ya que ello fomenta la aparición de cúmulos duros de carbonizado que no podrán fluir en el sistema.

Estos cúmulos duros de adhesivo carbonizado obstruyen las mangueras de los equipos termofusibles y las boquillas de los dispensadores, lo que provoca un tiempo de inactividad imprevisto que impide la optimización de procesos industriales. Normalmente los operarios tienen boquillas de repuesto a mano para reducir el tiempo de inactividad.

De manera similar a la placa en una arteria endurecida, las capas de carbonizado se van acumulando dentro de las mangueras, y eso dificulta la conservación eficaz de una viscosidad en el pegamento que sea consistente en todo el sistema. Como resultado, hay que sustituir las mangueras con más frecuencia. Si la carbonización del adhesivo es un problema que ocurre con frecuencia, también acabará en la bomba del sistema, y finalmente provocará el fallo prematuro de los sellos para el fluido en las bombas y pistolas.

Dependiendo del proceso productivo y del problema, el impacto del carbonizado del adhesivo en la rentabilidad puede ser importante. Algunos ejemplos de costos tangibles por problemas relacionados con la carbonización (sin incluir el tiempo de inactividad correspondiente) son:

  • 600 $ - 1.200 $ por la sustitución de la manguera termofusible (100 $ por pie).
  • 1.500 $ - 5.000 $ por la sustitución de la bomba y el proceso de reconstrucción.
  • 7.000 $ - 14.000 $ de costo de capital por unidades adicionales.

Las capas de adhesivo termofusible carbonizado se pueden acumular dentro de las mangueras.

Acumulación de carbonizado en adhesivo dentro de un sistema termofusible tradicional basado en depósito.

Mantenimiento y tiempo de inactividad

Además de los costos tangibles en la sustitución de piezas por la obstrucción del carbonizado, los sistemas con depósito caliente suelen precisar una rutina de limpieza y mantenimiento para evitar una acumulación de carbonizado excesiva. Estas labores de limpieza pueden consumir mucho tiempo y requerir mucho trabajo, lo que afecta al tiempo de actividad y la productividad.

Es posible que los fabricantes tengan que sacar los depósitos de la línea para acabar de rascar todo el carbonizado del interior. En algunas aplicaciones, suele haber unidades termofusibles de repuesto disponibles para mantener estas líneas en funcionamiento durante la limpieza rutinaria de los depósitos. Se puede tardar medio día de trabajo en hacer todo esto, causando unos gastos generales y de mano de obra de entre 1.000 $ y 1.500 $. Las empresas que no cuentan con el equipo necesario para limpiar los depósitos en las instalaciones tienen que enviarlo a otro lugar para que eliminen la carbonización, con lo que se añaden gastos de envío y renovación y se pierde aún más tiempo de actividad.

Una vez se ha eliminado todo el carbonizado del sistema, la tecnología basada en depósitos pierde aún más tiempo valioso de actividad para llegar a la temperatura de funcionamiento. Para evitar este tiempo de inactividad tan caro durante el proceso normal de producción, los operarios suelen dejar encendidos los sistemas termofusibles de depósito (incluso cuando no hay producción en la planta), lo que supone un gasto de energía y reduce aún más la rentabilidad.

Nueva tecnología de fusión que elimina la carbonización del adhesivo

En lugar de los depósitos tradicionales, los nuevos sistemas termofusibles de tecnología Tank-FreeTM usan cámaras de fusión diseñadas específicamente. La eliminación de los depósitos calentados aumenta de forma drástica el rendimiento de los equipos termofusibles. Estos fusores disponen de una mayor superficie de fusión y, por tanto, son más eficaces y suministran tiempos de calentamiento mucho más cortos (pueden llegar a la temperatura de funcionamiento en 10 minutos o menos, mientras que los depósitos tradicionales tardan un mínimo de 45 minutos)

Al exponer el adhesivo al calor durante menos tiempo, la formación de carbonizado en el sistema también se reduce. Un menor tiempo expuesto al calor supone un menor carbonizado del adhesivo. Con un volumen mínimo de fusión, el adhesivo caliente se puede dispensar de forma rápida y la cámara se llena de adhesivo nuevo rápidamente. La reducción del carbonizado supone lo siguiente:

  1. Menor gasto de material
  2. Menos obstrucciones en las boquillas
  3. Menor mantenimiento global del sistema
  4. Mayor vida útil de los sellos del fluido
  5. Menor tiempo de inactividad de la línea de producción

Más opciones de material termofusible

Hay algunos materiales adhesivos termofusibles que nunca se tienen en cuenta por su tendencia a acumular carbonizado cuando se emplean en los sistemas de depósito tradicionales. Para afrontar el problema de la formación de carbonizado en el adhesivo y conseguir una mejora de procesos, algunos fabricantes han cambiado a adhesivos de temperaturas más estables que son más caros. Aunque estos adhesivos puedan ser una opción a tener en cuenta, el aumento en los costos afecta a menudo a los márgenes de beneficio. En realidad, el equipo termofusible no debería dictar la elección del tipo de adhesivo.

Las nuevas cámaras de fusión de los nuevos sistemas Tank-Free han aumentado la viabilidad de otras opciones potenciales como adhesivos termofusibles, incluyendo el metaloceno, EVA, etc. Estas opciones de adhesivos son más asequibles y permiten que los fabricantes puedan obtener una mayor rentabilidad en el embalaje final.

Hable con un ingeniero