¿Por qué elegir las boquillas de Graco en lugar de las de la competencia?

La forma y el material de una boquilla afectan el patrón y la velocidad del chorro, la vida útil y la magnitud del trabajo.

La selección de la boquilla tiene una influencia importante en la eficacia de una operación de chorreado.

La forma del orificio de la boquilla determina el patrón de chorro, que difiere para cada aplicación.

A la hora de seleccionar una boquilla de chorro, debe tener en cuenta su forma y el material. Mientras que la forma influye en la velocidad y en el patrón de chorreado, el material depende del material de chorreado que se va a utilizar, la vida útil deseada y la magnitud del trabajo de chorreado.
 

Forma de la boquilla

Entre los tipos de boquillas de chorro existen tres que se utilizan con mayor frecuencia.

Boquilla de paso recto

Boquillas de paso recto

Boquillas venturi estándar

Boquillas venturi estándar

boquilla venturi larga

Boquillas venturi largas o de alto rendimiento

La forma de la boquilla afecta a las siguientes características:

  • Velocidad

    La entrada larga, cónica y convergente de una boquilla venturi mezcla el aire y el abrasivo en la boquilla. Entonces, se empuja la mezcla por un paso estrecho para que salga por el extremo de salida divergente. Estas formas aceleran enormemente el caudal de aire y las partículas/abrasivos. La velocidad del abrasivo a la salida de la boquilla es casi del doble que en una boquilla de paso recto (pos. 1).

    La boquilla venturi larga tiene un cañón más largo, lo que da al abrasivo una mayor velocidad y energía cinética. Por consiguiente, el impacto es más agresivo y la boquilla venturi larga funciona hasta un 10-15 % más rápido que la boquilla venturi estándar (pos. 2).

    Sin embargo, las boquillas venturi largas (pos. 3) solo funcionan a pleno rendimiento cuando se cumplen las exigencias de aire comprimido. Cuando la presión de aire es demasiado baja, es mejor utilizar boquillas venturi estándar (pos. 2).

  • Patrón del chorro

    La forma del orificio de una boquilla también determina su patrón de chorro:

            o    Las boquillas de paso recto (pos.1) crean patrones de chorro ajustados y variados. El patrón de chorreado muestra un fuerte impacto en el centro y poco impacto en el perímetro. Este tipo de boquilla se utiliza mejor para tratar con chorro pequeñas superficies.

            o    Las boquillas venturi crean patrones más anchos y homogéneos y aumentan la velocidad mientras disminuyen el consumo de abrasivo.

            o    Las boquillas venturi largas con poca presión de aire tienen un patrón de chorro pequeño. El aumento de la presión de aire proporciona un patrón más amplio y, por lo tanto, mejor, permitiéndole incluso estar más alejado del objeto chorreado. Por lo tanto, las boquillas venturi largas se utilizan mejor cuando se chorrean superficies más grandes.

 

Material de la boquilla

La selección del material de la boquilla depende de varios factores:

  • el abrasivo que elija
  • la frecuencia con la que aplique el chorro
  • la magnitud del chorreado
  • las condiciones del lugar de trabajo

A continuación, presentamos algunas pautas generales de aplicación para varios materiales.

  • Las boquillas de óxido de aluminio o «alúmina» (cerámica) ofrecen una vida útil razonable a un precio menor que otros materiales. Son una buena elección para aplicaciones de baja intensidad donde el precio unitario es un factor primordial y la vida útil de la boquilla es menos importante.
  • Las boquillas de carburo de tungsteno ofrecen una larga vida útil y un valor significativo cuando no se puede evitar la manipulación brusca y se utilizan abrasivos de escoria mineral o de carbón.
  • Las boquillas de oxinitruro de aluminio y silicio (SiAlON) ofrecen la misma vida útil y durabilidad que el carburo de tungsteno, pero solo pesan la mitad. También son mejores para gestionar los abrasivos de óxido de aluminio.
Material de la boquilla Granalla de acero/arena Escoria Óxido de aluminio
Cerámica 20-40 horas 10-30 horas 1-4 horas
Carburo de tungsteno 500-800 horas 300-400 horas 20-40 horas
SiAlON 500-800 horas 300-400 horas 50-100 horas

Valores en horas (la tecnología de chorreado con vapor prolonga la vida útil como mínimo el doble o el triple). 

Conclusión: ¿Por qué elegir las boquillas de chorro de Graco?

Graco utiliza únicamente boquillas venturi estándar y boquillas venturi largas porque crean patrones más amplios y homogéneos y aumentan la velocidad, al tiempo que reducen el consumo de abrasivo. Una boquilla venturi larga funciona hasta un 10-15 % más rápido que la boquilla venturi estándar. Son la mejor opción para tratar con chorro grandes superficies con alta presión de aire.

Las boquillas Graco están fabricadas con núcleos de oxinitruro de aluminio y silicio (SiAlON) con camisas de aluminio. Proporcionan una mayor resistencia que las boquillas de cerámica ligera y las boquillas de carburo de silicio de la competencia. Las boquillas venturi de SiAlON están diseñadas para reemplazar tanto el carburo de silicio como el nitruro de silicio. Las boquillas resisten mejor a la rotura que el carburo de silicio. Son tan duraderas como el carburo de tungsteno, pero más ligeras, lo que reduce la fatiga del operario.

Contactar con un experto en chorreado

Introduzca un valor
Seleccione
Introduzca un valor
Introduzca un valor
Seleccione
Introduzca un valor
Introduzca un valor
Graco