¿Qué hace que el adhesivo se carbonice?

Las principales causas de carbonización son el sobrecalentamiento, la contaminación y la oxidación. Descubra cómo puede evitarlas.

La carbonización del adhesivo suele ser la principal causa de incidentes de tiempo de inactividad en la mayoría de las operaciones de embalaje final. Cuando los residuos carbonosos entran en un sistema termofusible, es casi imposible eliminarlos sin tomar medidas extremas. Para evitarlo, es imprescindible saber cómo se produce el carbonizado. 

Aun después de varios lavados del sistema, pueden quedar restos de carbonización en algunas esquinas que sigan causando problemas y afectando a la productividad y el tiempo de actividad. Para evitar la formación del carbonizado, lo primero es entender las causas.

Hay tres causas principales del carbonizado:

  • Sobrecalentamiento
  • Contaminación
  • Oxidación

Todas estas circunstancias ocurrirán de manera regular en la mayoría de aplicaciones termofusibles para el embalaje.

Video: Causantes de la carbonización en adhesivos


Sobrecalentamiento

La mayoría de sistemas termofusibles emplean depósitos de fusión para calentar el adhesivo a la temperatura necesaria. La formación de carbonizado empieza como fisuras en el adhesivo que se transforman en geles tras una larga exposición al calor. Estos geles no pueden fluir dentro de un sistema termofusible y acaban pegándose a las paredes de los depósitos de fusión y a las mangueras. Una vez se han adherido a los componentes del sistema, los geles quedan expuestos a altas temperaturas durante mucho tiempo, con lo que acaban por quemarse o "carbonizarse".

Para minimizar la formación del carbonizado en las aplicaciones de embalaje final con sistemas termofusibles, debe evitar lo siguiente:

  1. Dejar encendidos los sistemas termofusibles y los depósitos de fusión durante largos periodos de tiempo.
  2. Aumentar los ajustes de calor del sistema para compensar la pérdida de temperatura o "impacto" que ocurre al añadir adhesivo que está a temperatura ambiente.
  3. Utilizar un depósito de fusión de un tamaño desproporcionado con respecto a la producción de adhesivo.

Contaminación

Los contaminantes ambientales, como la suciedad y el polvo pueden crear carbón en las operaciones de embalaje. Muchas instalaciones de elaboración y fabricación tienen cantidades importantes de contaminantes en el aire debido a los procesos que realizan. Si hay una mala ventilación y los operarios están abren las tapas de los sistemas termofusibles, las partículas pueden introducirse en el adhesivo fundido. Cuando estén dentro, estos contaminantes se quemarán y finalmente se convertirán en carbón adhesivo que se adherirá a los componentes del sistema.

¿Cuál es la mejor manera de enfrentarse al problema del carbonizado de adhesivos en los procesos de embalaje final? ¡Prevención! Con el equipo y los procedimientos adecuados, puede evitar la entrada de contaminantes en el sistema termofusible. 

Oxidación

El carbón adhesivo también se puede formar si el adhesivo fundido queda expuesto al aire de manera regular. Esto puede suceder si no se controla adecuadamente el nivel de adhesivo o si los operarios están continuamente abriendo y cerrando la tapa del sistema. Ocurre con mucha frecuencia porque la entrada de adhesivo granulado en la mayoría de sistemas termofusibles se realiza de forma manual.

Al equipar sus operaciones de embalaje final con un sistema de alimentación automática, evitará la apertura repetitiva de la tapa, lo que minimizará la oxidación, la formación de carbón, los problemas de mantenimiento no planificados y el costoso tiempo de inactividad. 

Hable con un ingeniero