Resolución de los problemas en el embalaje de alimentos congelados

Cómo evitar que las cajas y envases se abran

Los fabricantes de embalajes para la conservación de alimentos congelados desean obtener los mismos resultados que otras aplicaciones para el sellado de cajas y envases: un sellado de calidad que se mantenga en su sitio. Sin embargo, conseguir un proceso eficaz de embalaje final para alimentos congelados (packaging congelados) presenta unos desafíos particulares.

Tres pasos para lograr un embalaje fiable en los alimentos congelados

A fin de facilitar un proceso de fabricación optimizado en aplicaciones para alimentos congelados, es importante entender de cómo hacer lo siguiente:

1. Seleccionar el producto adhesivo adecuado para la aplicación.
2. Mantener la temperatura de adhesivo correcta.
3. Evitar la intervención del operario. 


Problemas con los adhesivos y los entornos

Los procesos relacionados con el embalaje de alimentos congelados crean un entorno de fabricación que cambia continuamente. Algunas aplicaciones de embalaje de productos congelados generan problemas específicos relacionados con una circunstancia en particular. Los productos fabricados con un túnel de congelación exigen un control muy preciso de la temperatura del adhesivo para mantener sus propiedades y ofrecer un sellado de garantías. 

Por ejemplo, los gofres congelados suelen ponerse en una bolsa y dentro de una caja en una cámara frigorífica. Después, se aplica el adhesivo termofusible a 177 °C
 en las lengüetas de la caja antes de ponerla en el túnel de congelación.  Este movimiento supone un cambio drástico de temperatura (de  5 °C a -40 °C) en un corto espacio de tiempo. 

Temperatura de adhesivo consistente

Para conseguir el rendimiento necesario a fin de obtener un sellado de calidad en cajas y envases, es absolutamente imprescindible controlar la temperatura del adhesivo. Las inconsistencias en la temperatura del adhesivo generan incertidumbre sobre la efectividad de las aplicaciones termofusibles. Los adhesivos con variaciones de temperatura quizá se mantengan pegados al principio y permanezcan intactos al salir de la planta, pero es posible que empiecen a fallar tras 24-48 horas a una temperatura de -18 °C. 

Las dos causas más comunes de temperatura inconsistente en el adhesivo suelen ser los equipos termofusibles basados en depósitos y la intervención del operario. Para mantener una temperatura de adhesivo consistente en los sistemas termofusibles basados en depósito, es necesario que un operario realice continuos reajustes en la temperatura. Los cambios de temperatura en el adhesivo también son frecuentes si los operarios dejan que los fusores basados en depósito queden casi vacíos y los rellenan con adhesivo sin fundir. Sin el tiempo necesario para recuperarse (hasta 45 minutos), la temperatura del adhesivo puede bajar hasta los 170 °C o menos, con lo que la adherencia puede fallar.

Los adhesivos más agresivos aumentan la carbonización

Para solucionar los problemas de embalaje para la conservación de alimentos congelados, los fabricantes de adhesivos han desarrollado materiales que pueden soportar temperaturas de hasta -40 °C y que se degradan más lentamente. Esto puede resultar atractivo para los fabricantes de alimentos congelados, ya que un adhesivo más fuerte ofrece una seguridad añadida para evitar que los envases se abran.

Por desgracia, en algunos de estos materiales la carbonización es un problema aún mayor. En términos generales, cuanto más agresivo sea el adhesivo, más rápido se degradará por el efecto de la temperatura. Otra opción que a veces toman algunos fabricantes es la de calentar más el pegamento, hacerlo más pegajoso y aplicar más adhesivo del necesario según las especificaciones. Sin embargo, esta no es una solución viable, ya que aumenta el consumo de adhesivo, incrementa las probabilidades de carbonizado y de obstrucciones en las boquillas y, finalmente, pone en peligro la calidad y consistencia del sellado resultante.

Demasiado caliente = Carbonización del adhesivo y degradación
Demasiado frío = Sellado flojo y mayor probabilidad de envases que se abren

Las nuevas tecnologías ofrecen consistencia y fiabilidad

Los fabricantes de alimentos congelados podrán lograr un sellado consistente en cajas y envases con los auténticos sistemas termofusibles Tank-FreeTM, que disponen de cámaras de fusión revolucionarias en lugar de los ineficientes depósitos calentados. Esta nueva tecnología proporciona lo siguiente:

1. Función real de 'fusión según necesidad'
2. Temperatura de adhesivo consistente
3. Maximización de la estabilidad y el rendimiento del adhesivo

Aunque fuese necesario emplear un material adhesivo más agresivo, los operarios no tienen que preocuparse de realizar ajustes en el sistema para mantener la temperatura o evitar la degradación del pegamento. Puesto que esta tecnología funde el adhesivo con la metodología "primero en entrar, primero en salir", solo derrite el pegamento necesario, cuando es necesario. Estos beneficios ayudan a los fabricantes de alimentos congelados a optimizar el rendimiento del adhesivo.

Puesto que muchos proveedores anuncian su producto simplemente diciendo que "no tiene depósito", no siempre queda claro si se trata de un verdadero sistema Tank-Free. Antes de comprar un nuevo sistema termofusible, asegúrese de hacerle las siguientes seis preguntas al proveedor.

Hable con un ingeniero