Cómo pintar armarios con un pulverizador de pintura airless

Descripción general del proyecto

Pintar o aplicar tinte a los armarios puede transformar completamente el aspecto de su cocina, baño o cualquier habitación de la casa. Como las habitaciones con armarios suelen tener mucho tráfico y actividad, deberá terminar este proyecto rápidamente. Usar un pulverizador de pintura airless Magnum by Graco permite lograr un acabado perfecto rápidamente.

Cuando esta aplicación se hace bien, se obtiene un acabado parejo y duradero, sin marcas de pincel ni imperfecciones. También es importante lograr una cubierta uniforme en las puertas y en todas las esquinas y ranuras. La forma en que aplica el acabado marca la diferencia en términos de cuánto durará.

Por lo tanto, no es necesario gastar una fortuna en cambiar los armarios si cuenta con un pulverizador airless que ofezca la velocidad y la calidad para que la transformación de sus armarios sea un proyecto de mejora del hogar rápido y fácil.
 

Aviso de seguridad: Siempre que use un equipo de pulverización, tome las precauciones de seguridad adecuadas, manténgase alerta y sea consciente de los peligros potenciales. Use equipo de protección, como guantes, gafas protectoras/de seguridad, pasamontañas para pulverizar (capucha) contra salpicaduras, gorro, calzado adecuado, mascarillas antipolvo y respiradores. Asegúrese de que haya una ventilación adecuada. Si está pintando cerca de electrodomésticos, apáguelos. (Consulte las precauciones de seguridad en el manual de funcionamiento del pulverizador). Consulte siempre las instrucciones y los procedimientos de seguridad específicos del equipo de pulverización que esté utilizando.

Pintar armarios con un pulverizador airless Graco

VER: Cómo pulverizar armarios (6:28)

 

Herramientas y equipo & sugeridos

  • Pulverizador de pintura Magnum by Graco
  • Boquilla de pulverización airless TrueAirless 311
  • Imprimación de base aceite no inflamable
  • Pintura o tinte de látex esmaltado satinado o semibrillante
  • Limpiador multiuso T. S. P.
  • Tela protectora de lona, papel o plástico
  • Cable alargador
  • Trapos & cubo de basura
  • Bolsas de plástico para herrajes del armario
  • Tablas de 2x4 sobre 2 botes de pintura o caballetes
  • Masilla para madera & espátula
  • Papel de lija de grano fino o bloque de lijado
  • Gamuza atrapapolvo
  • Cinta de carrocero/americana
  • Cartón de desecho
  • Equipo de seguridad personal
  • Bolsa para colar y filtrar pintura (si existe) & guantes de goma
  • Manguera de jardín
  • Dos llaves ajustables
  • Destornilladores planos y & de estrella

Preparar los armarios

El primer paso es comenzar a preparar las superficies que se pintarán.

Retire las puertas y los frentes de los cajones de los armarios y luego retire los herrajes. Asegúrese de marcar las puertas y los cajones de cada armario. Coloque los herrajes en bolsas de plástico y guárdelos juntos para no tener que reajustar las puertas cuando las vuelva a montar en los armarios.

Si planea cambiar los herrajes de los armarios por otros con diferentes orificios, llene los agujeros existentes con masilla para madera. Deberá rellenar uno o ambos agujeros y taladrar nuevos orificios donde sea necesario. También deberá limpiar a fondo las superficies que pinte. Para ello, limpie todas las superficies con TSP (fosfato trisódico) para eliminar la suciedad o la grasa.

Deje que las superficies se sequen por completo. Lije suavemente, siguiendo la veta de la madera, puertas, cajones y armarios para eliminar la capa superior de acabado. Esto permitirá que la pintura se adhiera mejor y dé como resultado una superficie lisa. Una vez que se haya completado el lijado, aspire todas las superficies. Dedique un momento a inspeccionar todas las superficies por si hubiera zonas dañadas y aplique masilla en las marcas de clavos y en las grietas. Además, asegúrese de sellar los espacios entre los armarios y las paredes para que la combinación sea impecable. 
 

Preparar el lugar de trabajo

Ahora que los armarios están preparados, prepare el lugar de trabajo. Cubra con plástico todo lo que no quiera que se pinte. Use una lona o papel de pintor para cubrir los suelos. Cubra y coloque cinta en las aberturas de las cajas y proteja las paredes y el techo con plástico. Coloque una bolsa en el área de la habitación en la que va a pulverizar.

En un sótano o garaje sin terminar, cree una cabina de pintura temporal; para hacerlo, cubra el suelo y rodee el área con plástico. Coloque las puertas de armario sobre dos caballetes con tablas de 2x4; así quedarán elevadas del suelo y en un ángulo cómodo para pulverizar.
 

Pintura/recubrimientos

Para obtener mejores resultados, aplique en todas las superficies una imprimación y un sellador de base aceite no inflamable. Esto proporcionará una barrera contra el agua y evitará que se filtre y se agriete.

Para eliminar las partículas grandes o los sedimentos secos, pase la imprimación por un colador antes de verterla en un cubo. Colóquese guantes de látex y exprima el exceso de imprimación. Deseche el colador y los guantes. También deberá pasar por este mismo proceso con el material de recubrimiento final.
 

Seguridad

Antes de comenzar a pulverizar, asegúrese de leer todas las instrucciones de seguridad y funcionamiento que vienen con el pulverizador airless y de contar con el equipo de seguridad personal adecuado, por ejemplo, protección para los ojos y un respirador.

Tenga siempre en cuenta que los pulverizadores airless disparan con mucha presión – suficiente para perforar la piel. No apunte nunca la pistola hacia usted mismo ni hacia otra persona. Además, es importante asegurarse de ventilar adecuadamente el área de trabajo antes de pulverizar.
 

Selección de la boquilla de pulverización

Para este tipo de proyecto, donde las áreas de superficie son pequeñas, recomendamos una boquilla de pulverización que proporcione un abanico de pulverización más pequeño. Para pulverizar esmalte a base de agua y pintura satinada, es mejor usar una boquilla de 0,311, que tiene un abanico de pulverización de 6 pulgadas (15 cm) y es ideal para armarios y puertas pequeñas.
 

Practique la pulverización

Antes de pulverizar los armarios, recomendamos practicar sobre un trozo de cartón. Esto le permitirá perfeccionar su técnica y ajustar el pulverizador para lograr el mejor patrón de pulverización.

Al iniciar cada pasada, mantenga la boquilla de pulverización aproximadamente a 30 cm (12 pulg.) de la superficie. Apunte a la mitad de cada pasada anterior para superponerla en un 50 %. Con la otra mano, sostenga la manguera para que no estorbe. La pistola debe estar en movimiento mientras se presiona y se suelta el gatillo. Encienda y detenga la pistola después de cada pasada. Apriete el gatillo de la pistola después de comenzar cada pasada. Suelte el gatillo antes del final de cada pasada

Para mezclar bien cada pasada y crear un borde difuso alrededor de toda la zona pulverizada, flexione la muñeca para que la pistola quede perpendicular a la superficie. Si la mueve en abanico, los patrones de pulverización serán desiguales. No se exceda, simplemente llegue lo más lejos que pueda.

Para lograr el mejor patrón de pulverización, comience siempre con la presión más baja y auméntela lentamente hasta lograr los resultados deseados. Un buen patrón de pulverización siempre tendrá bordes parejos y uniformes. Si quedan líneas visibles o “rayas” en la parte superior e inferior de cada patrón, intente aumentar la presión ligeramente hasta que los bordes del patrón se suavicen.
 

Aplicar la imprimación

Para empezar, pulverice las puertas del armario. Comience en un extremo y pulverice los lados y el interior, y trabaje desplazándose, pulverizando todos los marcos exteriores. Finalmente, pulverice directamente encima de la parte superior de las puertas y asegúrese de cubrir todas las superficies. Trabaje hasta donde llegue. No se extienda más de lo que le resulte cómodo. Deje que las puertas se sequen por completo antes de darles la vuelta para pulverizar el otro lado.

Cuando termine, pase a los armarios. Pulverice las superficies planas más grandes como lo hizo con las puertas. Dentro de los armarios, pulverice primero las esquinas y, luego, la zona central. En la parte exterior de los armarios con bordes, incline la pistola de manera que se solapen dos o tres pasadas en el centro.

Cuando la imprimación esté completamente seca, lije las superficies con suavidad. Esto ayudará a que el recubrimiento final se adhiera más firmemente a la superficie y se logre un acabado más suave. Al lijar entre mano y mano, solo se debe formar un ligero polvo. Aspire todas las superficies y luego limpie con una gamuza atrapapolvo.
 

Preparación entre mano y mano

Es importante eliminar el material de pintura/revestimiento anterior del pulverizador antes de cargarlo con material nuevo. Como este trabajo comenzó con una imprimación a base de aceite no inflamable, asegúrese de limpiar el pulverizador con esencias minerales. Si el acabado final es a base de agua, vuelva a limpiar el pulverizador con agua antes de llenarlo.

Una vez limpiado el pulverizador, cuele el material de recubrimiento final y cárguelo en el pulverizador. Pulverice este primer recubrimiento final sobre todas las superficies y luego deje que la pintura se seque por completo antes de dar una segunda mano. Los profesionales hacen un lijado fino, aspiran y limpian con una gamuza atrapapolvo toda la superficie entre mano y mano. Esto permite que el recubrimiento final se adhiera más firmemente a la superficie.
 

Acabado

Una vez que la segunda capa esté completamente seca, retire con cuidado toda la cinta, el papel y el plástico. Luego vuelva a instalar los herrajes y coloque puertas y cajones en los armarios. Y eso es todo lo que se necesita para darle a su cocina un aspecto completamente nuevo, rápida y fácilmente, para pasar al próximo proyecto.

¿Desea ver más vídeos?

Consulte nuestro Centro educativo con vídeos que cubren la preparación del producto, consejos de puesta en marcha y limpieza, consejos de pulverización, la resolución de problemas y mucho más.

Magnum by Graco