Cómo reducir las tareas de limpieza en el sistema termofusible

Un sistema sin depósito como InvisiPac reduce el tiempo y los gastos de limpieza en un sistema termofusible

Un sistema termofusibleproporciona de forma rápida y uniforme el adhesivo a la temperatura adecuada y la viscosidad necesaria para que una línea de embalaje funcione sin problemas y con eficacia. Por desgracia, un sistema termofusible necesita limpieza regular, lo que provoca tiempo de inactividad en la línea de producción.

Uno de los problemas más comunes es el bloqueo de las boquillas, lo que lleva a tiempo de inactividad en la línea de producción, mucho tiempo para limpiar las boquillas, problemas de seguridad y, finalmente, una reducción de la productividad y rentabilidad.


El problema básico: el carbonizado en el depósito

La causa principal del bloqueo de las boquillas es el carbonizado. Esto es el resultado de usar componentes, como aplicadores o mangueras, durante periodos largos de tiempo. Sin embargo, la causa principal suele ser el propio sistema.

Los sistemas tradicionales de dispensación de material termofusible están equipados con depósitos en los que los adhesivos se calientan a altas temperaturas, a veces durante horas o días. Este largo proceso de calentamiento provoca el carbonizado del adhesivo, es decir, el adhesivo se calienta en exceso y se quema. Cuando el adhesivo se carboniza, se crean cúmulos duros que pierden su naturaleza termoplástica. Estos cúmulos se adhieren a las paredes o a la parte superior del depósito.

Limpieza del carbonizado

El carbonizado provoca el bloqueo de las boquillas y la detención de la línea, lo que aumenta las tareas de mantenimiento. Es necesario retirar el material carbonizado del depósito para que la producción continúe al ritmo adecuado. Por desgracia, eliminar el carbonizado puede tomar horas. Solo el raspado y el recalentamiento puede tardar unas dos horas, lo que reduce la productividad y rentabilidad del sistema termofusible.

Problemas de seguridad en la eliminación del carbonizado

La eliminación del carbonizado también provoca algunos problemas de seguridad. A fin de eliminar el carbonizado es necesario realizar el mantenimiento del equipo y purgar el sistema. Para que la línea funcione lo antes posible, estas tareas se suelen hacer cuando el material aún está muy caliente, lo que aumenta el riesgo de quemaduras graves. Este riesgo es aún mayor si los operarios o los ingenieros de mantenimiento no llevan el EPI resistente al calor adecuado al realizar estas labores de mantenimiento. Además, el adhesivo caliente y carbonizado desprende vapores tóxicos y de olor desagradable, que pueden afectar a la respiración del operario.

La solución: un sistema sin depósito 

En pocas palabras, si no hay depósito, no hay carbonizado. Esto se debe a que el sistema sin depósito y con fusión bajo demanda InvisiPac de Graco solo calienta una pequeña cantidad de material, y solo cuando es necesario (al principio 500 g, pero después mucho menos debido al principio de "primero en entrar, primero en salir"). Al no calentar más material del imprescindible, este nunca se sobrecalentará ni quemará. Por tanto, no habrá carbonización ni obstrucciones de boquillas, lo que reducirá los requisitos de mantenimiento.

Un sistema sin depósito como InvisiPac reduce muchísimo el tiempo y los gastos de limpieza en un sistema termofusible. Además, como los trabajadores no tienen acceso a un gran volumen de pegamento fundido a alta temperatura, los beneficios en términos de salud y seguridad son muy importantes. Póngase en contacto con nuestros expertos en sistemas termofusibles de Graco para obtener más información.

Hable con un ingeniero

Su privacidad es muy importante para Graco. No venderemos su información a otras compañías. Sin embargo, su información puede compartirse con los socios distribuidores de Graco a efectos de satisfacer sus necesidades de mejor manera. Para obtener detalles, consulte nuestra Política de privacidad.