Cómo reducir los costos de mantenimiento de su línea de embalaje

Descubra los beneficios de cambiar un sistema basado en depósito por un sistema sin depósito

Las paradas en las líneas de embalaje son una pesadilla. Al cambiar el sistema tradicional basado en depósito por un sistema termofusible sin depósito, puede eliminar el riesgo de costosas paradas de línea y disponer de un mayor tiempo de actividad y producción. 

Las paradas de producción para limpiar o cambiar una pieza obstruida o rota suponen un tiempo de inactividad significativo. La productividad disminuye y los costes de mantenimiento aumentan. Hay cuatro razones principales por las que es necesario limpiar o sustituir piezas:

  • Adhesivo quemado o carbonizado.
  • Cambios manuales en los ajustes de presión del sistema termofusible.
  • Tipo de aplicadores y su vida útil.
  • Demasiadas paradas de mantenimiento reactivo.

Los sistemas sin depósito gestionan estos problemas mucho mejor que los sistemas con depósito, lo que minimiza el tiempo de inactividad y los costes de mantenimiento.


Reducción del adhesivo quemado o carbonizado

Al trabajar con sistemas basados ​​en depósitos, es frecuente que se acumule el carbonizado en los laterales del tanque, o que haya cúmulos de adhesivo flotando, lo que aumenta el riesgo de costosas paradas en la línea. Esto ocurre porque hay grandes cantidades de adhesivo (al menos cuatro litros) sometidas a una alta temperatura durante mucho tiempo. El motivo es el largo tiempo de calentamiento de la máquina (+/- 40 minutos). En parte, esto es necesario porque la superficie de fusión es muy baja, pero sobre todo debido a la ausencia de una recarga automática.

Al elegir un sistema sin depósito como el Graco InvisiPac, puede eliminar de la producción todos estos riesgos. InvisiPac no tiene depósito y funciona según el principio de fusión bajo demanda. En otras palabras, solo calienta la cantidad de material adhesivo termofusible que sea necesaria. Al hacer esto, puede estar seguro de que material que entra primero también es el que sale dispensado en primer lugar. Con este enfoque de "primero en entrar, primero en salir", se elimina el carbonizado y el bloqueo de las boquillas, lo que suprime cualquier riesgo de parada de línea, y se reducen significativamente los costes de mantenimiento y del adhesivo.

Evite los cambios de viscosidad

Los sistemas basados ​​en depósitos mantienen el adhesivo a altas temperaturas durante períodos prolongados. Cuando el nivel del depósito empieza a agotarse, los operarios lo rellenan al nivel máximo con adhesivo frío. Esto provoca un descenso en la temperatura del adhesivo fundido restante y, en consecuencia, un aumento de la viscosidad del material.

Con una viscosidad más alta, la salida de material es más baja de lo normal. Para compensar este bajo rendimiento, la mayoría de operarios aumentan la presión en el sistema. Sin embargo, los operarios a menudo se olvidan de bajar la presión cuando la viscosidad disminuye. Esto aumenta el consumo de material y agrega estrés a todos los componentes, reduciendo su vida útil.

El sistema sin depósito InvisiPac funciona según el principio "primero en entrar, primero en salir". Como no hay depósito, el adhesivo fundido tiene siempre la misma viscosidad. Así que no es necesario ajustar la configuración del sistema y no debe preocuparse de que la presión sea demasiado alta.

Use aplicadores sin zonas muertas

La obstrucción de las boquillas es un problema muy caro. Por desgracia, sucede con mucha frecuencia en una línea de producción. Ha pasado a considerarse como un problema normal en las aplicaciones termofusibles, pero ¿y si le dijéramos que es posible evitarlo?

En los aplicadores InvisiPac, los colectores están diseñados para eliminar las zonas muertas. Esto significa que no hay ningún lugar en el que se pueda acumular el carbonizado, lo que elimina la posibilidad de que se obstruya la boquilla. En otras palabras, al cambiar el sistema tradicional basado en depósito por un sistema termofusible sin depósito, puede eliminar el riesgo de costosas paradas de línea y disponer de un mayor tiempo de actividad y producción.

Cambie el mantenimiento reactivo por el preventivo

Finalmente, tiene mucho sentido plantearse la posibilidad de dejar atrás el mantenimiento reactivo y desarrollar un proceso de mantenimiento preventivo para los equipos termofusibles. Es sin duda el mejor enfoque para garantizar el mayor tiempo de actividad posible.

InvisiPac tiene un rastreador de material integrado que indica la cantidad de adhesivo que está consumiendo. Esto le ayuda a programar fácilmente paradas de mantenimiento, en función de la cantidad de adhesivo que esté pasando por el sistema. También puede introducir recordatorios en el sistema que le envíen una alerta de mantenimiento preventivo cuando el sistema haya realizado un determinado número de ciclos.

Si desea asesoramiento sobre la mejor manera de configurar su equipo para eliminar todos estos riesgos en su línea de embalaje, póngase en contacto con los expertos de Graco. Estaremos encantados de ayudarle.

Hable con un ingeniero

Su privacidad es muy importante para Graco. No venderemos su información a otras compañías. Sin embargo, su información puede compartirse con los socios distribuidores de Graco a efectos de satisfacer sus necesidades de mejor manera. Para obtener detalles, consulte nuestra Política de privacidad.